divendres, 30 d’abril de 2021

Viento norte

Igualada. Fotografia: Empar Sáez

                 VIENTO NORTE


Porque arrastran los pies, el aire se ha dormido
y no recuerda ya su condición de rosa.
Abres la puerta, y te azotan los ojos
trescientos metros cúbicos de moho y de despensa.

Y porfías con marcos y fallebas
y maderas que guardan
un último relincho
de asfixia y carne mustia.

—Que entre el sol, que entre el sol hasta el fondo.

Pero el fondo
se ha quedado sin límites
y es oscuro y se pierde
como una caja china entre la niebla.

Y a más lavanda, espuma y limón verde,
más se instala y se abre y se revela
la vaharada cúbica que emana
la terca flor del aire por la casa.


Juana Castro, Los cuerpos oscuros
Ediciones Hiperión, 2005
 

Cap comentari:

Publica un comentari