dimarts, 5 d’abril de 2016

Historia

Mérida. Fotografia: Empar Sáez
HISTORIA


SUBÍAMOS corriendo la larga escalera.
Apenas si mirábamos posibles
detalles laterales,
sorpresas de una ventana
abierta al mundo tras los vidrios,
reflejos, sedimentos
del que subiera antes.
Velozmente cruzamos
la inútil pausa del rellano,
abandonadas rosas menos que naturales,
los ramalazos del siempre
ciego cielo
a su modo indeleble.
Subíamos, subíamos
por lo idéntico
sólo que hacia cada vez menos luz,
hacia pozo más hondo.

Ida Vitale, Parvo reino, 1984 (Dins "Reducción del infinito", Tusquets Editores, 2002)

3 comentaris:

  1. Quanta bellesa! En aquesta filigrana a la barana i aquest poema!

    ResponElimina
  2. Quanta bellesa! En aquesta filigrana a la barana i aquest poema!

    ResponElimina
  3. Gràcies de nou, Sílvia, és fantàstic que t'agradi, em fas feliç :)

    ResponElimina